armando-paredes-2x
913 062 358

Armando recomienda: Un negroni en la barra de Ricardo Martins

Armando recomienda: Un negroni en la barra de Ricardo Martins

Publicado el 3 de Octubre del 2021 por ArmandoxÓSMOSIS

Comer en Siete es una experiencia completa. El restaurante del chef Ricardo Martins reúne los componentes para un rato memorable: buena comida, buenos tragos, buena música. Y es que este local barranquino tiene toda la onda de su creador: es casual, pero sofisticado; busca el balance y respeta lo clásico, pero también coquetea con lo lúdico y la experimentación.


Nada expresa mejor este espíritu que el coctel preferido de Ricardo: el negroni clásico. La fórmula es la de siempre: gin, campari y vermouth rosso en medidas iguales. Se mezclan en una coctelera refrescada, y se sirve en vasos cortos. Eso sí: con unos cubos de buen hielo, para preservar el sabor intacto.

“La coctelería me encanta, me parece muy importante en todo el concepto de restauración”, apunta el cocinero, detrás de su barra. “Un coctel bien hecho o un rico vino forman parte de la cultura celebrativa de comer, y te colocan en un humor más propenso a disfrutar”. Pero Ricardo va todavía más allá. Para que la experiencia del negroni sea perfecta, debe sonar de fondo un vinilo de Miles Davis (como el que acaba de llegarle y que lo tiene fascinado). Este mismo principio se aplica en Siete: la experiencia no está completa si no se tiene la música precisa.

Para empezar la noche en el restaurante, suele poner un poco de jazz, y luego la energía aumenta en función de lo que perciba en el ambiente. Siempre tiene una playlist armada y esto no pasa desapercibido: aquí vienen sibaritas, pero también melómanos. Una vez armada la atmósfera, Ricardo recomienda como bocado ideal para acompañar el negroni, unas navajas frescas (por cierto, uno de los platos estrella de Siete). Después de un aperitivo tan poderoso, siempre prefiere los sabores limpios como una pasta sencilla con tomate.

¿Qué es lo que más disfruta del negroni? “Me encanta su sabor amargo, el balance que tiene”, cuenta el chef. Por eso utiliza la fórmula milimétricamente, sin añadidos de ningún tipo. Ya después solo queda darle play, y dejar que todo el ensamble de sensaciones haga lo suyo.

Siete queda ubicado en Jirón Domeyer 260, Barranco. Un calle de antiguas y llamativas casonas, que nos recuerdan la historia del distrito. Si te gusta el barrio, te invitamos a conocer los últimos depas de Armando Paredes en la emblématica Sáenz Peña 212.

Categorías
Lo último
Whatsapp

Información de interés

Contacto